El método y la emoción de ilustrar

Un ilustrador suele venir de las áreas de diseño o bellas artes, pero también puede tener formación específica. La ilustración a veces es una herramienta del diseño y, otras, una obra gráfica por sí sola. Puede haber caminos múltiples para convertirse de diseñador en ilustrador: estudios posteriores especializados, talleres, investigación propia, ser autodidacta. Sin embargo, la formación como ilustrador es sólo el primer paso. Los estudios no garantizan un desempeño exitoso en lo laboral, sino que inciden factores adicionales y personales. Como ejemplo concreto de lo que es el ejercicio de la profesión del ilustrador, se comenta el trabajo personal de la autora, su proceso creativo y sus fuentes de inspiración.

http://www.revistadisena.com/pdf/revistadisena_3_el_metodo_y_la_emocion.pdf

  • Año de publicación: 2011
  • Idioma disponible: Español
  • Fuente: Revista Diseña, no. 3 (2011): 134-139.
  • Autor(es):