Colores para un proyecto

Para el diseñador, escoger el color o más bien la combinación de colores adecuada para un determinado producto no es un acto de pura inspiración, como podría serlo para un artista. Debe corresponder al resultado de un cuidadoso proceso de selección y ajustes con la finalidad de que los colores converjan de manera armónica en el proyecto cumpliendo un papel funcional y simbólico a la vez. Estos colores se representan habitualmente en dos modalidades. La primera corresponde a la paleta de colores, que es una guía acotada, y la segunda es la llamada carta de colores, que tiene una finalidad técnica. Luego, se debe enfrentar la siguiente etapa, donde frecuentemente se producen las mayores pérdidas de fidelidad del color. Por ello es fundamental que los diseñadores reciban en su formación conocimientos sólidos acerca del manejo del color, que orienten sus decisiones, minimicen las pérdidas de fidelidad, disminuyan los tiempos y den más fluidez a la materialización de sus obras.

 

  • Año de publicación: 2011
  • Idioma disponible: español
  • Fuente: Revista Diseña, no. 3 (2011): 122-124
  • Autor(es):
Descargar publicación