La diversidad biológica de nuestro territorio da vida a una variada y rica gama de fibras vegetales. Estas generan arraigadas tradiciones cesteras que tienen una vital importancia cultural, social y económica para las comunidades locales que les dan origen. Esto nos llevó a preguntarnos sobre las especies que proporcionan fibras útiles en Chile: ¿Cómo son?, ¿Dónde se encuentran?, ¿Quiénes las trabajan? ¿Cómo se trabajan?, ¿Cuáles son sus propiedades?, ¿En qué se asemejan o diferencian a otras fibras utilizadas internacionalmente? A partir de estas inquietudes, el Programa de Artesanía de la Pontificia Universidad Católica de Chile realizó un estudio sobre cinco de las fibras vegetales manejadas tradicionalmente por comunidades del territorio nacional, con el objetivo de caracterizar el uso tradicional y el mercado actual, potenciando la innovación y el uso de las fibras vegetales provenientes de las siguientes especies: totora (Typha angustifolia), mahute (Broussonetia papyrifera), quiscal o chupón (Greigia sphacelata), junquillo ( Juncus sp), ñocha (Greigia landbeckii) y chagual (Puya chilensis). De esta forma, en el estudio Diseño, Agronomía, Ingeniería Textil y Artesanía trabajaron conjuntamente recolectando y elaborando información de carácter tradicional como técnico, lo que busca poner en valor el conocimiento y el trabajo de las comunidades artesanales. Así, la investigación contempló la recopilación de conocimiento respecto a la propagación y manejo de las fibras mencionadas a través de entrevistas a artesanos tradicionales.

Responsable: María Celina Rodríguez (Programa Artesanía UC / DNO UC)

Coinvestigadores: Soledad Hoces y Elena Alfaro (Programa Artesanía UC / DNO UC)

Financiado por: Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y Proyecto de Cooperación Internacional CYTED con el apoyo de Cyted, Jardín Botánica Chagual, Forestal Cipreses, Fundación Senda Darwin, Anilinas HT e Institutode Ecología y Biodiversidad.

Años: 2009-2010